Una de profetas – Brecha digital
Edición 1400 Suscriptores

Una de profetas

Bastó que una “mano anónima”, con evidente mala leche, subiera a Youtube y subtitulara en árabe algunas imágenes de lo que se conoció como La inocencia de los musulmanes para que las iras de los dioses se desataran. Hasta entonces la película –al final parece haberse comprobado que era una, que había costado increíbles 5 millones de dólares, que había movilizado a una cincuentena de actores y una treintena de técnicos– no había salido de un oscuro circuito casi confidencial de extremistas cristianos de derecha, y en un año la había visto un puñado de curiosos y, tal vez, las familias de los actores. Youtube la ofreció en bandeja, y hasta la semana pasada la había bajado más de un millón y medio, una cifra que fue creciendo a medida que las reacciones de repudio, los atentados, las muert...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1923 Suscriptores
Con el historiador italiano Mimmo Franzinelli

La definitiva normalización del fascismo

Edición 1923 Suscriptores
Con Sônia Guajajara, candidata indígena a diputada federal por San Pablo

«No queremos más un Brasil sin nosotros»

Edición 1923 Suscriptores
Elecciones brasileñas

El enigma del después

Cultura Suscriptores
Nuevo biopic sobre Marilyn Monroe en Netflix

Estado de misterio

Cultura Suscriptores
Un juego de rol feminista ha llegado a Uruguay

¿Dónde estás, Alice?