Una ficción bizarra - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

Una ficción bizarra

Lo que Silva Olazábal hace es reacomodar la estructura del ángel caído en una nueva zona semántica: una pensión tan miserable que recuerda a la de Papá Goriot, aunque madame Vauquer está a años luz de la terrible portera de “Pensión de animales”, una mujer sombría de poderes infernales.

Sobre Pensión de animales, de Pablo Silva Olazábal, escribió Circe Maia: “La leí de un tirón, no podía dejarla. Es una novela original, extraña y compleja, pero que al mismo tiempo emplea un lenguaje muy accesible, muy nuestro. Todo lo que ocurre en ella tiene apariencia dual”. Tan cierta es la apreciación, que el concepto de dualidad se anticipa en la portada: el ángel de alas desplegadas y semblante de estampita luce un saco ajado y sostiene, displicente, un cigarrillo. La pintura integra la serie “Maltratado de ángeles y basiliscos”, del polifacético Luis Eduardo Aute, que al intervenir la iconografía consagrada pone en entredicho sus convenciones y coloca a los seres alados en lugares y posiciones no tradicionales.

La novedad es que la presencia angélica no se agota en la tapa del l...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2009 Suscriptores
Una red de empresas integrada por uruguayos fue investigada en Paraguay por lavado y contrabando de cigarrillos

Cenizas quedan

Edición 2009 Suscriptores
Un alto a la concentración en la industria frigorífica

El marronazo

Edición 2009 Suscriptores
Población trans en cárceles

No preciso identificación

Edición 2009 Suscriptores
Fuertes reclamos en el sistema judicial por el derecho a la maternidad

Siempre de turno

Edición 2009 Suscriptores
Encrucijadas ambientalistas

Antes de que caiga el telón