Una manera distinta de mirar - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

Una manera distinta de mirar

Por la rareza –y la reiteración– de un diminutivo desacostumbrado, que evoca cuentos infantiles o criaturas de ciencia ficción. Por el uso verbal imperativo, arcaico, el guiño feminista, la reprimenda a una humanidad extraviada. Por tantas probabilidades, el título de este libro –Hombrecillos hombrecillos comportarse– de sopetón desconcierta. Después, a medida que el lector transita las historias y se codea con los personajes, si bien el sentimiento de reconvención crece y se espesa, un ambiguo sistema de símbolos autoriza lecturas plurales que recurren a lo metafórico para “decir” lo que importa a la escritora. Antes de Hombrecillos hombrecillos comportarse, la uruguaya Dina Díaz había publicado tres libros de poesía: De los modos del morir (1986), Desde este lugar otro (1991), Sospech...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia