Una novela de chimentos - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

Una novela de chimentos

Frédéric Beigbeder no es un paparazzi, pero sí un chusma consumado: se ha permitido escribir una novela de chimentos a expensas de la misantropía o de la apremiante discreción de algunas de las personalidades más atractivas del siglo XX.

Oona y Salinger, de Frédéric Beigbeder. Anagrama, Barcelona, 2016. 291 págs.

No es que Frédéric Beigbeder (Neuilly-sur-Seine, 1965) sea un paparazzi, y mucho menos aun un paparazzi exitoso. De ser así, al menos las cartas que Oona O’Neill, hija de Eugene y viuda de Chaplin, dirigiera a J D Salinger hubieran conseguido salir de su escondite en Suiza para constar, extraordinarias, entre las bobas imaginaciones con que se ha tejido esta historia. Una suerte de contrapunto o cruce novelado entre varias vidas y cuya inspiración se confiesa a su vez de naturaleza autobiográfica. Beigbeder es conocido por unas cuantas novelas (dos de ellas distinguidas con los premios Interallié y Renaudot), y es el autor de ese gran éxito de ventas que se llamó 13,99 euros. Una vez cerrado el libro, desde la solapa su sonrisa algo tonta e impune convence sobre su parecido con lo que escr...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia