Una novela de chimentos - Brecha digital
Cultura Suscriptores

Una novela de chimentos

Frédéric Beigbeder no es un paparazzi, pero sí un chusma consumado: se ha permitido escribir una novela de chimentos a expensas de la misantropía o de la apremiante discreción de algunas de las personalidades más atractivas del siglo XX.

Oona y Salinger, de Frédéric Beigbeder. Anagrama, Barcelona, 2016. 291 págs.

No es que Frédéric Beigbeder (Neuilly-sur-Seine, 1965) sea un paparazzi, y mucho menos aun un paparazzi exitoso. De ser así, al menos las cartas que Oona O’Neill, hija de Eugene y viuda de Chaplin, dirigiera a J D Salinger hubieran conseguido salir de su escondite en Suiza para constar, extraordinarias, entre las bobas imaginaciones con que se ha tejido esta historia. Una suerte de contrapunto o cruce novelado entre varias vidas y cuya inspiración se confiesa a su vez de naturaleza autobiográfica. Beigbeder es conocido por unas cuantas novelas (dos de ellas distinguidas con los premios Interallié y Renaudot), y es el autor de ese gran éxito de ventas que se llamó 13,99 euros. Una vez cerrado el libro, desde la solapa su sonrisa algo tonta e impune convence sobre su parecido con lo que escr...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
La oposición que espera al gobierno de Gustavo Petro

La aprensión de las élites

Política Suscriptores
Consejo de Medicina votó compensaciones a asesores de Villar

Como de costumbre

Política Suscriptores
La incierta deriva de Villa Española tras la intervención del gobierno paraliza el fútbol uruguayo

Mucho palo pa’ que aprenda

Edición 1910 Suscriptores
Las predicciones climáticas en el contexto del cambio climático

El radio de la variabilidad climática

Sociedad Suscriptores
Las barreras para el acceso a la atención en el sistema de salud

La eterna espera