Vacúnese (o una falsa idea de la seguridad) - Semanario Brecha
Destacados Suscriptores

Vacúnese (o una falsa idea de la seguridad)

Como ha sucedido desde siempre, circulan noticias que adjudican cientos de muertes a la vacuna contra el virus del papiloma humano. Lo nuevo es que la discusión también involucra aspectos que conciernen a la moral sexual, a la justicia en el reparto de responsabilidades entre los géneros y a la efectiva socialización del acceso a la salud.

Foto: Andina

“Una vergüenza que se haya definido como obligatoria en nuestro país”, escribió una ex legisladora uruguaya en su página de Face­book. Después colgó la noticia: “326 muertes por la vacuna del papiloma notificadas ante la Agencia Europea de Medicamentos”, era el título. Como sucede tantas veces, el cuerpo de la nota se desentendía sin ningún escrúpulo de lo afirmado en el título. Quien desee leerlo hasta el final verá que lo que sí termina afirmando es que “El Comité de Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia europeo está estudiando dos graves reacciones adversas a la vacuna: el síndrome de dolor regional complejo y el síndrome de taquicardia postural ortostática”.

Esta y otras notas de similar rigor adornan la página de Miguel Jara, “periodista y escritor”, socio del bufete español A...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada