Valizas anfibia - Semanario Brecha
Edición 1474 Suscriptores

Valizas anfibia

Llegar a Valizas en medio de una temporada de lluvias, rayos y centellas como la que fustigó a la primera quincena de febrero excede lo imaginable para quien está habituado a los suelos de cemento. Ya se sabe que la aldea hilvanada en torno a la imponente barra del arroyo homónimo no se caracteriza por los senderos asfaltados, y es por esa razón que el amante de las vacaciones propias del buen salvaje va en búsqueda de eso: desconexión, silencio sólo interrumpido por los ruidos de la naturaleza, cielos estrellados. La cosa se pone bastante más difícil cuando se descubre que el agua esta vez se ha pasado de la raya: el nivel sobrepasa los quince centímetros en los principales accesos, los que van desde el rancho alquilado hasta la principal y, oh terror, los que bajan desde la principal ha...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Nueva novela de Diego Recoba

Un patafísico en Nuevo París

Cultura Suscriptores
26.º Festival de Cine de Punta del Este

Latinoamérica palpitante

Edición 1997 Suscriptores
Uno de los principales desafíos de Bernardo Arévalo en Guatemala

La justicia secuestrada

Edición 1997 Suscriptores
Bolsonaro y su demostración de fuerza

Se sacó la foto