Vírgenes, a la cárcel* – Brecha digital
Edición 1412 Suscriptores

Vírgenes, a la cárcel*

Si va a Londres hágale una visita a la momia del filósofo Jeremy Bentham. Lo encontrará muy sonriente, con su sombrero y su bastón, mirando con picardía a las estudiantes desde su vitrina en un hall del University College. Al morir, Bentham (1748-1832), padre del “utilitarismo”, donó su cuerpo embalsamado y vestido con su propia ropa, a su universidad. Supongo que, fiel a su doctrina, quiso ahorrarles el gasto de una estatua. Bentham fue mundialmente famoso en su época. Fue filósofo, jurista y, sobre todo, economista. Por ejemplo, fue Bentham quien asoció indeleblemente la felicidad al principio de utilidad. “La mayor cantidad de felicidad para el mayor número de gente”, fue su divisa. Y hasta quiso calcularla, concibió la idea de un “felicific calculus” (tristemente, no le cuadraron la...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1923 Suscriptores
Con el historiador italiano Mimmo Franzinelli

La definitiva normalización del fascismo

Edición 1923 Suscriptores
Con Sônia Guajajara, candidata indígena a diputada federal por San Pablo

«No queremos más un Brasil sin nosotros»

Edición 1923 Suscriptores
Elecciones brasileñas

El enigma del después

Cultura Suscriptores
Nuevo biopic sobre Marilyn Monroe en Netflix

Estado de misterio

Cultura Suscriptores
Un juego de rol feminista ha llegado a Uruguay

¿Dónde estás, Alice?