¡Viva mi pueblo! - Semanario Brecha
Edición 1410 Suscriptores

¡Viva mi pueblo!

En pocos días he visto al honorable Artur Mas jugando al baloncesto en silla de ruedas, inflando globitos y bailando la conga con sus alegres camaradas. En estos tiempos oscuros y cariacontecidos casi se agradecen tanta alegría y desparpajo. Las finanzas continúan su debacle imparable, las deudas aprietan y en el horizonte colisionan nubes de tormenta, pero Mas está contento y trasmite euforia a sus electores. El sueño de la independencia es una quimera para el rey, una pesadilla para el gobierno, un dilema para la oposición y una coloreada cortina de humo para los socios de Convergencia y Unión. Declaremos la independencia y todo lo demás se nos dará por añadidura, aunque la independencia signifique depender de Bruselas y Berlín. El 74 por ciento de los catalanes está de acuerdo, la nave...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2004 Suscriptores
Las inversiones de las empresas públicas en el actual período de gobierno

Se enfrían

Edición 2004 Suscriptores
Mario Bergara renunció a la pretensión de ser el presidenciable del FA

La fuerza de los dos polos

Edición 2004 Suscriptores
El MI no le respondió al Senado sobre la actuación de Capretti en el caso Astesiano

Si pasa, pasa

Edición 2004 Suscriptores
Uruguay batió un récord en la importación del principio activo de la Ritalina en 2023

Quédese quieto

Edición 2004 Suscriptores
Con Karina Batthyány, sobre el Sistema Nacional de Cuidados

«No solo no se avanzó, se retrocedió»