Volar y construir - Semanario Brecha
Edición 1399 Suscriptores

Volar y construir

En tren de encasillar, este trabajo de Francisco Lapetina se ubicaría en el cruce entre el pop, el rock y la “canción de cantautor” (espantosa designación). Rock porque es una música de sonoridad fuerte (aunque no agresivamente fuerte), y con una actitud no complaciente. Pop porque ese carácter caprichoso propio de lo roquero está matizado por un pulimiento fino, y planteado en un lugar que esquiva la agresión y contempla el goce. Son canciones “autorales”, por supuesto, pero no pasan por el centro de la definición de canción en la medida en que la música tiene primacía sobre las letras (aunque éstas no carecen de elaboración), la mezcla no es totalmente “vococéntrica”, y el disco está planteado de manera que quita el énfasis en la primera persona, recurriendo a participaciones importante...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia