Cultura Suscriptores
La narrativa de Carla Guelfenbein

Zurcidos visibles

Luego de haber incursionado en mundos a priori tan disímiles como la biología y el diseño de moda, Carla Guelfenbein (1951) decidió lanzarse a las letras. Con siete novelas a cuestas, la chilena ha suscitado distintos pareceres en la crítica literaria. Es un buen momento para revisar su obra, que el año que viene alcanza la mayoría de edad.

Carla Guelfenbein en la Feria Internacional de Libro de Santiago en 2015. Wikimedia, Rodrigo Fernández

Inclementes enfermedades, accidentes fatales, pérdidas irreparables. El dolor es la costura indisimulable que une cada una de las producciones literarias de Carla Guelfenbein. Enfrentados inevitablemente a él, sus personajes descubren las hilachas de humanidad que asoman a la superficie de los disfraces creados por ellos mismos para sobrevivir a su entorno. Tirando de las fibras sueltas que los componen, es posible reconocer las facetas más hondas y ocultas de su carácter, las cuales cautivan profundamente a su creadora. No por casualidad su primera novela fue titulada El revés del alma (2003).

Desde su nacimiento hasta la fecha, la obra de la chilena revela una metamorfosis lánguida y tardía. A lo largo de su narrativa se registra una consciente preocupación formal que limita y ata lo...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Reedición de cuentos de Juceca.

Por atrás de la luna no se asoma nada1