Hasta las manos

Las autoridades del inau investigan graves denuncias contra una ex directora del hogar Sarandí de la Colonia Berro. Presuntamente, mantuvo relaciones sexuales con algunos de los adolescentes del establecimiento y vendió droga a los internos.

El pasado lunes se divulgó a través de la prensa la noticia de que la directora del hogar Sarandí había sido separada de su cargo. Si bien la situación salió a la luz recién esta semana, la destitución data de mediados del mes de mayo; 15 días después de que el actual gerente del Sistema de Ejecución de Medidas a Jóvenes en Infracción (Semeji), Rolando Arbesún, asumiera el cargo.

Las autoridades han decidido llamarse a silencio mientras se desarrolla la investigación administrativa. Mientras tanto, el sindicato criticó la forma en que Arbesún manejó el tema. Entiende que el jerarca “prejuzgó” a la ahora ex directora del hogar Sarandí, sin tener información concluyente. En este marco, las afirmaciones de dos personas que desempeñan tareas educativas en la Colonia Berro dejan entrever que la situación quizás sea peor de lo que señalan los trascendidos de prensa.

Por decir fútbol

PALABRAS CRUZADAS. Consultado al respecto, Arbesún se excusó de hacer comentarios a Brecha. “Ya hice todas las declaraciones que tenía que hacer”, enfatizó. El gerente del Semeji explicó que la funcionaria en cuestión fue separada del cargo a los 15 días de que él asumiera la gerencia del organismo (el 28 de abril pasado), y que posteriormente se denunciaron “varias irregularidades que involucran a funcionarios de varios centros” en los juzgados del crimen organizado. “Hay informaciones que se entrecruzan por gusto”, aseguró Arbesún, sin brindar más información.

Para Joselo López, secretario general del Sindicato Único del inau (suinau), es el propio Arbesún quien “entrevera la cancha”, ya que “sus declaraciones no son del todo precisas”. “Lo que nos dice a nosotros es distinto a lo que le dice a El País. Al sindicato le informó que hay una investigación en proceso, pero no habla de lo que dijo a El País”, disparó López. En declaraciones a ese diario, el gerente del Semeji había señalado que la funcionaria “mantuvo relaciones no claras e inadecuadas con los adolescentes. Está implicada en algunas denuncias que la comprometen con los adolescentes”. Consultado por el matutino sobre si se trataba de venta de drogas a los internos, o de mantener relaciones sexuales con ellos, Arbesún dijo que “se trata de un combo completo” (El País, lunes 5).

Según López, “cuando (Arbesún) dice que hay un ‘combo completo’ es que hay indicios, que viene complicada la cuestión. El problema es que con estas declaraciones le levanta un centro a la derecha más recalcitrante”. El martes, en declaraciones al portal Montevideo.comm, López había señalado que “se le está haciendo el juego a quienes desde la derecha impulsan la desvinculación de todo el sistema de medidas de privación de libertad para que salgan del inau”. Según López, esta “intencionalidad política está alimentada” por las declaraciones del gerente del Semeji, y consideró que “si no hay intencionalidad es difícil explicarse por qué el tema surge ahora”, cuando es algo que ocurrió hace “seis meses”. Señaló que desde el sindicato se cree “que Arbesún ha hecho muchas cosas buenas para reencauzar la gestión del Semeji”, pero que en este caso “le está errando al bizcochazo”.

El dirigente sindical recordó que “con este tipo de declaraciones ya le ha salido el tiro por la culata”, ya que “hubo dos casos de denuncias penales que se archivaron por falta de pruebas”. Si existieran pruebas, apuntó López, a la funcionaria “no hay que trasladarla, hay que echarla”, y que “si hace seis meses que está trabajando en otra área del inau es porque no hay pruebas contra ella”.

El presidente del inau, Javier Salsamendi, dijo a Brecha que se está “terminando de recabar información” y aguardando a que finalice la investigación administrativa. Aprovechó además para aclarar los dichos de Arbesún, señalando que cuando el gerente del Semeji dijo que la funcionaria mantenía “relaciones no claras e inadecuadas con adolescentes”, se estaba refiriendo a un tema de gestión.

NO LES CONSTA. No obstante los reparos expresados por López, una funcionaria de la Colonia Berro consultada por Brecha aseguró que sobre la ex directora del hogar Sarandí “se rumoreaba que estaba con esas prácticas” desde antes de asumir el cargo, cuando se desempeñaba como coordinadora en el hogar Puertas. “Venía resucia”, afirmó.

La funcionaria aseguró que la ex directora “les daba ciertos privilegios” a algunos adolescentes, como “dejarles hacer llamadas”. Los jóvenes, señaló, “hacían lo que querían” en el hogar. Tal situación no era desconocida por el sindicato, que en su momento denunció a la ex directora, ya que “los muchachos parecían mandar más que los funcionarios”, según explicó López a Montevideo.comm.

Sobre las acusaciones, la trabajadora fue contundente y aseguró no dudar de que la ex directora del Sarandí proveyera de droga a los adolescentes. Afirmó que mantuvo relaciones “con un gurí”, y se refirió a situaciones extremadamente delicadas, que quizás completen el “combo” al que hacía referencia Arbesún. La funcionaria declaró que la ex directora del hogar “tenía tres o cuatro gurises a los que les abría la puerta para que salieran a robar para después ir a medias”. Aseguró además que ante casos de abusos sexuales entre adolescentes, esta persona “legitimaba el abuso”.

En la jerga de las personas privadas de libertad, las víctimas de abuso sexual son señaladas como las “mujeres” de los abusadores. La trabajadora señaló que la ex directora del hogar “se burlaba” de las víctimas, refiriéndose a ellas como “las mujeres” del resto de los adolescentes del hogar. Otra ex funcionaria de la Colonia Berro también hizo mención a estas prácticas (véase recuadro).

Consultado sobre estos temas, López aseguró: “No me consta”. Señaló que le “cuesta creer” que este tipo de situaciones haya ocurrido, “porque ante estos casos nosotros inmediatamente tomamos acción”. Sí reconoció que hubo casos en hogares abiertos en los que “los adolescentes salían, robaban y usaban el hogar de aguantadero”.?

Sobre el resto de las acusaciones, se limitó a señalar que “siempre hubo y siempre va a haber funcionarios que no se adecuen a las reglas”.

Por su parte, el subgerente del Semeji, Raúl González, dijo a Brecha que no le consta que exista este tipo de situaciones. Señaló que en caso de haber ocurrido casos de esa índole, los “funcionarios tendrían que haberlo denunciado”, ya que de otra manera se convierten en “cómplices” de la presunta responsable. Explicó que “hay una investigación administrativa en curso que puede derivar en otras cuestiones”, haciendo referencia a que las pesquisas pueden determinar que la ex directora del hogar Sarandí no está involucrada en los casos que se le imputar. Consultado sobre por qué fue separada del cargo y luego reubicada en otra área del inau, González explicó que ese es el procedimiento que se lleva adelante cuando se realizan investigaciones administrativas.

¿Abusos sexuales en la Colonia Berro?

na educadora entrevistada por Brecha –que trabajó en la Colonia Berro junto a la ex directora del hogar Sarandí– señaló que los casos de abuso sexual entre adolescentes eran “corrientes”, y que la ex directora “entraba en el código de los gurises, diciéndole a uno que era la ‘mujer’ del otro”. Explicó que se trata de “prácticas cotidianas que se naturalizan”, al punto que no sólo los funcionarios sino también “gente formada, como educadores sociales, empiezan a mirar para el costado en situaciones de abusos entre gurises”. Asegura que “los funcionarios son cómplices, ya que abren las puertas para que los adolescentes pasen de una celda a otra, o ponen la música alta para no escuchar lo que está pasando”. Consultada sobre si se trata de prácticas recientes o de hechos que se repiten desde hace tiempo, la educadora sostuvo que “es algo sistemático” y que por más que las autoridades tengan la intención de atacar el problema, éste “sigue sin resolverse. Lo tienen naturalizado como parte de la lógica de ese lugar. No lo ven como problema”, concluyó.

Por decir fútbol

Artículos relacionados