Acorralados - Semanario Brecha
Edición 1635 Suscriptores

Acorralados

La justicia ordenó el cierre de fronteras para cuatro personas involucradas en la investigación de actividades ilegales en el Cambio Nelson, el levantamiento de secreto bancario para cinco personas, entre ellas, el propio Francisco Sanabria y su suegro, el ex gerente del Conrad Jorge Serna. Además, se dictaminó el embargo genérico sobre todas las propiedades de Francisco y su esposa, por un total de 20 millones de dólares.

Cambio Nelson. Foto: Marcelo Umpierrez.

La policía continúa sumando testimonios y procesando material para determinar si el propietario del Cambio Nelson, Francisco Sanabria, incurrió en los delitos de apropiación indebida y emisión de cheques sin fondos, precedentes del lavado de activos. Más de veinte denuncias radicadas por personas que operaban en la casa cambiaria –muchas de ellas lo hacían ilegalmente– apuntan al empresario y político que se fugó el 24 de febrero, un día después de cerrar las once sucursales.

Mientras Sanabria continúa en Estados Unidos, donde es vigilado bajo la “alerta azul” de Interpol (véase Brecha del 10/III/17), se intenta determinar si otros miembros del núcleo familiar de Sanabria y empleados fueron cómplices o coautores en la maniobra. Por lo pronto, de acuerdo a la información recabada por Bre...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1984 Suscriptores
Avances, vacíos y disputas en torno a la ley de financiamiento de partidos

Vamos a la tanda

Edición 1984 Suscriptores
Informe: ¿Cuál fue el costo de la pandemia para las mujeres?

Detrás de un laboratorio patriarcal

Edición 1984 Suscriptores
El viraje en las políticas de seguridad del gobierno

Cambio de planes

Edición 1984 Suscriptores
El destino del ex club Neptuno

Nada para nosotros sin nosotros