¿Amables donantes? - Semanario Brecha
Edición 1602 Suscriptores

¿Amables donantes?

EN EL MARCO DE la rendición de cuentas y a solicitud de la diputada Macarena Gelman, esta semana se propuso un cambio en el sistema de exoneraciones fiscales para retirar a las universidades privadas la posibilidad de ser beneficiarias de donaciones en el marco de la “ley de mecenazgo”. La propuesta ya ha escandalizado a varios y contó con el rechazo inmediato del ministro de Economía, Danilo Astori, entre otros.

Lo que sucede hasta ahora, es que las empresas que donan amparadas en dicha normativa pueden deducir el 75 por ciento de lo que les corresponde pagar de impuesto a la renta y al patrimonio, mientras que del 25 por ciento restante puede imputarse como gasto de la empresa, lo que implica que la deducción final sea de poco más del 81 por ciento de lo que deberían pagar de impuestos. Por lo tanto, la donación “efectiva” es de menos de un 19 por ciento del total que aportan. Esta posibilidad que existía desde larga data en la conocida “ley de mecenazgo” fue reordenada en la Reforma Tributaria de 2007, durante el primer mandato de Tabaré Vázquez. Posteriormente, con el gobierno de Mujica se potenció, permitiendo que además de exonerar las donaciones a universidades privadas, se pudiera hacer lo ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada