Amigos son los amigos – Brecha digital
Edición 1514 Suscriptores

Amigos son los amigos

Ramón C Álvarez, empresa uruguaya de construcción vial, no para de ganar licitaciones en gobiernos departamentales, en el Ministerio de Transporte y en la Corporación Vial del Uruguay. Pero en los últimos años algunos de sus dudosos negocios comienzan a aparecer en los informes y auditorías del Tribunal de Cuentas.

Camiones de Ramón C Álvarez ingresan al Abasto Municipal de Rivera / Foto Fabián Fontoura

Prendió como reguero de pólvora en el Interior abriendo caminos, reparando puentes, rutas, aeropuertos y edificios desde hace medio siglo. Ramón C Álvarez, empresa uruguaya de construcción vial, no para de ganar licitaciones en gobiernos departamentales, en el Ministerio de Transporte y en la Corporación Vial del Uruguay. Pero en los últimos años algunos de sus negocios en Maldonado, Rivera y Cerro Largo hicieron que la empresa apareciera en los informes y auditorías del Tribunal de Cuentas, despertando acalorados debates en las juntas departamentales y enfilando a los gobernantes hacia las puertas de los juzgados.

Donó 200 mil pesos al Partido Colorado en las elecciones nacionales de 2009, lo que está prohibido por la ley 18.485 que regula el financiamiento de los partidos políticos. E...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1923 Suscriptores
Con el historiador italiano Mimmo Franzinelli

La definitiva normalización del fascismo

Edición 1923 Suscriptores
Con Sônia Guajajara, candidata indígena a diputada federal por San Pablo

«No queremos más un Brasil sin nosotros»

Edición 1923 Suscriptores
Elecciones brasileñas

El enigma del después

Cultura Suscriptores
Nuevo biopic sobre Marilyn Monroe en Netflix

Estado de misterio

Cultura Suscriptores
Un juego de rol feminista ha llegado a Uruguay

¿Dónde estás, Alice?