Aún quedan cenizas - Semanario Brecha
Críticas Suscriptores
Literatura de la ausencia

Aún quedan cenizas

Todas esas cosas siguen vivas, de Leonor Courtoisie. Pez en el Hielo, Montevideo, 2020. 70 págs.

Corte de obsidiana (Salvadora Editora, 2017), primer libro de Leonor Courtoisie (Montevideo, 1990), termina explicitando el primer tirón que lleva a la autora a la escritura de ese monólogo vuelto novela: «De alguna manera estoy exorcizando la pesada duda de no saber qué hacer con esta historia». Esa historia es –al igual que en su cuento «No hay latidos», publicado en el Cuaderno de Ficción Des/Amor (Estuario, 2019), y en su último libro, Todas esas cosas siguen vivas, publicado este año por la editorial independiente Pez en el Hielo– una historia construida alrededor de la ausencia. En el caso de Corte de obsidiana, se trata de una ausencia que se escapa, cambia de forma, se martiriza, se vuelve mito y luego, como todo, muere. En el cuento «No hay latidos», la ausencia comienza desde el...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
La literatura de Andrés León Miche

Definiciones para la memoria

Cultura Suscriptores
Nick Cave en negro sobre blanco

Frágil y precioso y elevado

Críticas Suscriptores
Libros. Los restos de una vida de músico

Restaurar papelera

Críticas Suscriptores
Libros. Novela de Nurit Kasztelan

El hogar auténtico