Basta para mí - Semanario Brecha
Edición 1464 Suscriptores

Basta para mí

En los últimos días dos conflictos de intereses han monopolizado el mundo del fútbol sudamericano. Por un lado, el convencimiento de muchos y muchas respecto a que “hubo tongo” en el sorteo del Mundial. Por el otro, la puja Casal-Figueredo por los derechos de televisación de los partidos de la Conmebol. Lo que nadie –hasta este momento– había imaginado es que ambos procesos, en apariencia inconexos, eran en realidad dos expresiones de un mismo deseo.   “Desde un principio me hicieron saber que estaba todo arreglado. Me tiraron una plata, no se vaya a creer que mucha, a lo sumo dará para medio cordero para las fiestas, un par de turrones Plucky, que son más blandos, porque a mi edad no te podés estar haciendo el loco. El acuerdo lo hice con Atilio el día del homenaje en el Estadio. ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia