Bienvenido, Ulises - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

Bienvenido, Ulises

Lo que complejiza y dificulta la tarea de traducir no es precisamente el desafío de la página en blanco –algo tan mentado desde siempre por los escritores– sino el de la página llena de un decir extranjero que exige se la traslade al nuevo idioma de la traducción. Esta vez es el “Ulises” de Joyce.

El nuevo Ulises

En una entrevista reciente el traductor al francés de gran parte de la obra del alemán Peter Handke señala que lo que complejiza y dificulta, en algunos momentos hasta la angustia, la tarea de traducir no es precisamente el desafío de la página en blanco –algo tan mentado desde siempre por los escritores–, sino el de la página llena de un decir extranjero que exige se la traslade, con la mayor equivalencia y adecuación posibles, al nuevo idioma de la traducción.1 Y a esto cabría agregar que esa angustia embarga con frecuencia no sólo al autor de la traducción, sino también al lector de traducciones, que se pregunta con pertinencia y a cada paso, a cada renglón, si lo que está leyendo guarda o no relación –palabra imprecisa si las hay– con lo que el autor se propuso enunciar en otra lengua....

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Nueva novela de Diego Recoba

Un patafísico en Nuevo París

Cultura Suscriptores
26.º Festival de Cine de Punta del Este

Latinoamérica palpitante

Edición 1997 Suscriptores
Uno de los principales desafíos de Bernardo Arévalo en Guatemala

La justicia secuestrada

Edición 1997 Suscriptores
Bolsonaro y su demostración de fuerza

Se sacó la foto