Sociedad Suscriptores
Los evangélicos en Uruguay, su crecimiento y su relevancia social.

Burbuja y reacción

Pentecostales y neopentecostales se multiplicaron silenciosamente durante las últimas décadas y avanzaron a gritos sobre religiones tan arraigadas como la católica y sobre tradiciones tan laicas como la de la política. Los evangélicos más conservadores son quienes tienen mayor incidencia y cantidad de seguidores en Uruguay. A imagen y semejanza de lo que ocurre en América Latina, salen ahora a las calles para que el Parlamento retroceda y para que propios y ajenos luchen en contra de la agenda de los nuevos derechos.

Protesta de grupos evangélicos frente al Parlamento, la semana pasada / Foto: Lucía Melgarejo

El evangélico uruguayo más destacado del siglo XX, el pastor Emilio Castro, escribía en el semanario Marcha, fue uno de los fundadores del Frente Amplio, resistió la dictadura, fue empujado al exilio. En lo que va del siglo XXI, el evangélico más renombrado en Uruguay, el apóstol Jorge Márquez, es dueño de medios de comunicación, logró una banca en el Parlamento para su iglesia gracias al Partido Nacional, se opone al aborto legal, el matrimonio igualitario y la ley integral trans.

La comparación –del investigador especialista en religiones Nicolás Iglesias– sirve para graficar “el cambio de paradigma. ¿Cómo puede ser que en las primeras dos décadas del siglo XXI el evangélico más relevante tenga signos políticos e ideológicos tan distintos a los del pastor más importante de las últimas...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados