Cultura Suscriptores
Sobre El mundo nuevo, de Gabriela Schroeder Barredo e Ignacio Ampudia

Cada pieza del rompecabezas

Tal vez haya que pedir a las novelas que llenen vacíos históricos generados por omisiones de la academia. El mundo nuevo intenta hacer ese trabajo desde la necesidad de una adulta que una vez fue niña y sintió que su mundo giraba a una velocidad frenética.

Magdalena Gutiérrez

Podría decirse que todas las vidas están llenas de situaciones límites. No hace falta ahondar mucho en esa máxima, pero hay límites y límites, y más allá de creencias personales o colectivas sobre lo que sucede después de la muerte, es claro que morir constituye el límite más absoluto y determinante. Pero incluso dentro de la idea de final biológico de una persona, hay embrollos entre los que el sentido de lo limitante se pinta de tonos diversos. La novela El mundo nuevo narra incontables muertes producto de enfrentamientos políticos, de asesinatos a sangre fría, de enfermedades graves, de suicidios y de algunos otros factores. Nada es más doloroso que la muerte de un hijo. Eso sucede en la novela. Nada es más doloroso que saber que un hijo va a morir y tomar la decisión de suicidarse, po...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1824 Suscriptores
Gabriela Schroeder denunció su secuestro

Romper el silencio