Edición 1824 Suscriptores
Gabriela Schroeder denunció su secuestro

Romper el silencio

Los crímenes cometidos contra niños y niñas durante el terrorismo de Estado es un tema que lentamente comienza a visibilizarse. Hace algunos años, esos niños, hoy adultos, empezaron a contar sus historias y, de cierta forma, a reconstruir el pasado. Una de esas niñas, Gabriela Schroeder, presentó una denuncia penal ante la Justicia para que se investigue su secuestro y desaparición.

Magdalena Gutiérrez

Gabriela Schroeder tenía 4 años, pero recuerda lo que pasó. Se acuerda de que los captores llegaron a su casa en la madrugada mientras su madre, su padrastro, ella y sus dos hermanos dormían. Recuerda que entraron con mucha violencia, que su madre intentó tranquilizarla diciéndole que eran «unos amigos», que los metieron en un auto y que se los llevaron –a los cinco– a una casa donde había otras personas.

Recuerda la última vez que habló con su padrastro, la última vez que vio a su madre. Que sus captores estaban todo el tiempo armados, el ruido del tren. Y que casi dos semanas después, ella y sus dos hermanos –que eran más chicos– fueron abandonados en la puerta de una clínica o de un hospital; al otro día, se reencontraron con su abuelo y con su tío, que desde el 13 de mayo los busca...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

México rebasa los 90 mil desaparecidos

Un continuo que no termina

Buscando a los desaparecidos de Ciudad de México

La flor de los lindos campos

Con Marco Bechis, director de Garage Olimpo

Vivir para contarlo

Edición 1852 Suscriptores
Con Juan Pablo Gutiérrez, Gabriela Schroeder y Cecilia Michelini

El estado no hizo nada por combatir el terrorismo de estado

Política Suscriptores
Segundo informe sobre detenidos desaparecidos

Buscarlos en todas partes