Edición 1574 Suscriptores

Caros autos

La empresa envió a sus 350 trabajadores al seguro de paro y tiene orden de su casa matriz de bajar los costos si quiere volver a producir. Los números no le cierran a la marca china que, “inestabilidad política” mediante, y con un tipo de cambio poco favorable, ve tambalear el mercado brasileño del que depende para colocar su producción.

Foto: Juanjo Castell

El final de 2015 fue nefasto para 350 trabajadores de la armadora de autos Lifan, ubicada en el departamento de San José. Los empleados fueron enviados al seguro de paro hasta mediados de 2016, con la posibilidad de no volver a sus puestos si las condiciones de competitividad con Brasil –único mercado al que exporta la firma– no cambian. La decisión inicial implicaba despedir a 200 obreros, pero la oportuna intervención de los ministerios de Trabajo e Industria permitió diferir la medida. Ahora está en la cancha del gobierno lograr las condiciones para que la firma vuelva a exportar con fluidez y que de esa forma no se concreten los despidos.

En el mismo predio en que en épocas de Jorge Batlle el ex intendente de San José Juan Chiruchi soñó alguna vez con instalar una planta de la estad...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Bukele, las maras y el periodismo

Nuevo continuismo

Cultura Suscriptores
Phil Spector (1939-2021)

El magnate del pop

Críticas Suscriptores
Cuentos de Mercedes Rosende

Espejismos de la soledad