Sociedad Suscriptores

Carrera contra el tiempo

El gobierno despertó de la indiferencia y busca por todos los medios que un país musulmán reciba a Diyab, que lleva más de 30 días en huelga de hambre y que el miércoles entró en un “coma superficial”, del que salió horas más tarde. La sociedad uruguaya también salió del letargo, aunque buena parte de ella sigue sin entender la validez de su reclamo y mucho menos establecer algún nivel de solidaridad con un hombre al que consideran un malagradecido.

FOTO: AFP, Dante Fernández

Hasta que estas páginas salieron rumbo a la imprenta, Jihad Diyab proseguía con su negativa a tomar agua. El mediodía del miércoles había entrado en coma cuando, siguiendo las prácticas musulmanas, se inclinaba orando en dirección a la Meca. En coma permaneció hasta la noche, cuando despertó y decidió que le fuera retirado el suero que los médicos habían colocado para hidratarlo. La asistencia y monitoreo que la Comisión de Derechos Humanos del Sindicato Médico del Uruguay (Smu) había iniciado ese día, cesó ante la decisión del sirio (véase recuadro).

Ese mismo miércoles, Christian Mirza, el nexo designado por la cancillería para interactuar con “los guantanameros”, había llevado a la casa una silla de ruedas, porque los vahídos y caídas ya hacía días que venían sucediendo. Y ese día, t...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Homenaje a Circe Maia

Poemas que reverdecen

Cultura Suscriptores
Figuras caninas en la narrativa breve uruguaya

A otro perro con ese cuento

Críticas Suscriptores
Otro libro de Fernando Peláez

Días de música

Sociedad Suscriptores
Intereses particulares detrás de proyecto sobre la franja costera

En nombre de la Constitución

Sociedad Suscriptores
El cinco estrellas de Rocha

Corte boutique