Ciclista - Semanario Brecha
Edición 1436 Suscriptores

Ciclista

Soy un ciclista “renacido”. Y como esos “cristianos renacidos” que vuelven a la fe tras largo tiempo, admito que soy un poco fanático.Tuve bicicleta cuando chico, como casi cada niño. Estoy viendo a mi padre el día de mi octavo cumpleaños. Era 1967 y vivíamos en Mendoza (los sesenta y aquella Argentina desarrollada: dos mundos desaparecidos). Me habían hecho salir a la calle para esperar un regalo misterioso. Asombrado, vi a mi papá que pedaleaba hacia mí montado en una maravillosa bicicleta roja. ¡Mi primera bicicleta! Le gustaban esos golpes de efecto a mi padre. Y le daban resultado. Nunca he olvidado esa escena. Esa bici fue un objeto importante de mi niñez. Quizás por eso mismo me negué a entrar en la adolescencia pedaleando sobre ella. A los 15, despiadado, la vendí a un ropavejero....

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada