Ciclista - Semanario Brecha
Edición 1436 Suscriptores

Ciclista

Soy un ciclista “renacido”. Y como esos “cristianos renacidos” que vuelven a la fe tras largo tiempo, admito que soy un poco fanático.Tuve bicicleta cuando chico, como casi cada niño. Estoy viendo a mi padre el día de mi octavo cumpleaños. Era 1967 y vivíamos en Mendoza (los sesenta y aquella Argentina desarrollada: dos mundos desaparecidos). Me habían hecho salir a la calle para esperar un regalo misterioso. Asombrado, vi a mi papá que pedaleaba hacia mí montado en una maravillosa bicicleta roja. ¡Mi primera bicicleta! Le gustaban esos golpes de efecto a mi padre. Y le daban resultado. Nunca he olvidado esa escena. Esa bici fue un objeto importante de mi niñez. Quizás por eso mismo me negué a entrar en la adolescencia pedaleando sobre ella. A los 15, despiadado, la vendí a un ropavejero....

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2012 Suscriptores
La Fiscalía General de la Nación ante una crisis inusitada

En el ojo del huracán

Edición 2012 Suscriptores
La declaración de Delgado en la Fiscalía revelada en El caso Astesiano

Un regalo

Edición 2012 Suscriptores
El conflicto laboral en la pesca

La mar no está serena

Edición 2012 Suscriptores
Disyuntivas de la pesca industrial uruguaya

Buscando un rumbo