Política Suscriptores

Clink caja

Abitab y Red Pagos ya no son sólo el lugar para pagar las cuentas, sino que ofrecen apuestas, productos, entretenimiento, y próximamente recarga de las tarjetas Stm. Vienen expandiendo su presencia en el sector financiero, y Abitab incluso maneja la posibilidad de constituirse en un banco minorista. En este contexto, Urupago, una nueva red, gana fuerza en el Interior con 70 locales.

Foto: Mauricio Kühne

Una de las mayores ambiciones de un empresario es crear un modelo de negocios tan potente que genere nuevas conductas y cierta dependencia hacia el producto o servicio que ofrece. Si además esa marca se identifica como herramienta que facilita la vida de los usuarios y tiene amplia receptividad, todo parece color de rosa. Abitab, nacida como red de cobranzas, logró la fidelidad de un público que, cuando surgió en 1993, estaba acostumbrado a pagar sus facturas y realizar movimientos de dinero en diferentes lugares, que en ocasiones implicaba hacer largos trayectos, y sobre todo insumía un tiempo que, a la luz de la inmediatez del milenio, parece intolerable.

Red Pagos surgió como competidor en 2001, y a pesar de su importante expansión, el mercado fue generoso como para albergar a ambos....

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente