Política Suscriptores

Cómo “despolitizar Itamaraty”

La política exterior de Brasil está en las manos de José Serra, que quiere hacer “todo lo contrario de lo que hizo Lula”. Entre sus deseos están flexibilizar el Mercosur, apostar por acuerdos bilaterales con Estados Unidos y Europa, y acercarse a la Alianza del Pacífico. La crisis de Venezuela y las acusaciones de Uruguay han dividido todavía más al bloque del sur.

Michel Temer y José Serra en Planalto / Foto: Presidencia Brasil

La política internacional del gobierno de Michel Temer tiene un solo nombre: José Serra. El único ministro de Relaciones Exteriores de Brasil que no es diplomático de las últimas dos décadas. La mano derecha de Fernando Henrique Cardoso, y candidato a la presidencia por el Partido Social Demócrata Brasileño (Psdb) en 2002 y 2010. Siempre perdió. Sus esperanzas están en 2018. Pero mientras tanto Serra le pidió a Temer un lugar en el gobierno pos impeach­ment. Y no cualquier lugar: se quedó con las llaves de Itamaraty.

Serra podía pedir lo que quisiera, porque de él dependía que el Psdb apoyara la ejecución del impeachment, el juicio político organizado por el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (Psdb, ex aliado de Dilma Rousseff) que terminará de procesarse la próxima semana con...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Convulsión social en Colombia por la brutalidad policial

Pulsión letal

Mundo Suscriptores
Venezuela tras el llamado de Capriles

El dilema opositor

Cultura Suscriptores
Centenario de Ray Bradbury

Espejo del futuro

Cultura Suscriptores
Sobre Anástrofe, de Sandino Núñez

El daño ya está hecho

Sociedad Suscriptores
Sobre el presupuesto (no) destinado a la Ley Integral contra la Violencia Basada en Género

¿A quién le importa?