Sociedad Suscriptores
La atención en salud en las cárceles

Con la cabeza en la mano

Para más de 8 mil personas privadas de libertad hay tan solo tres psiquiatras y 25 psicólogos. De los primeros controles de ASSE en la Unidad 4 se desprende que es urgente atender la salud mental y el consumo problemático de drogas, que proliferan traumatismos y que no hay desnutrición. En tanto, las omisiones de asistencia se perpetúan y las autoridades de la salud encargadas del área se renuevan.

Chequeos médicos de la ASSE en el módulo 11 de la Unidad 4 Santiago Vázquez, que comenzaron el 25 de octubre ASSE

Inyectables, calmantes, paracetamol, dipirona «y chau». Lucía1 está privada de libertad en la Unidad 5, la cárcel de mujeres, y dice que la atención médica allí es «pésima» porque todo se soluciona a inyectables, calmantes, paracetamol, dipirona «y chau». Pero después de las nueve de la noche el acceso a la salud no se reduce ni a la medicación: «Los médicos no dan corte. “Cuando vengas con la cabeza en la mano, te atendemos”», asegura que dijo uno de ellos.

En la Unidad 5, cada piso tiene a una privada de libertad que oficia de delegada y anota las necesidades médicas de las demás del área. La lista pasa a los funcionarios. La lista pasa a Enfermería. Y en Enfermería se decide en qué momento se empieza a atender. Según cuenta Lucía, Medicina General tiene, además, un día específico pa...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Sociedad Suscriptores
La nueva Punta de Rieles: más encierro y menos trabajo

Pueblo fantasma

Sociedad Suscriptores
Personas trans en el sistema penitenciario

A rodar mi vida

Sociedad Suscriptores
Las cárceles como epicentro de violencia

Al margen de la ley

Sociedad Suscriptores
El sistema político mantiene a Juan Miguel Petit en el cargo

La expiación

Sociedad Suscriptores
La vuelta de las visitas de niños a las cárceles

A la espera