Con voces discrepantes – Brecha digital

Con voces discrepantes

Un paro parcial que se enfrenta a anunciados recortes de políticas laborales por parte de Luis Lacalle Pou causó por primera vez controversias en el PIT-CNT, y también en la fuerza política.

Paro. Foto: Archivo ACAR

Un paro parcial que se enfrenta a anunciados recortes de políticas laborales por parte de Luis Lacalle Pou causó por primera vez controversias en el pit-cnt, y también en la fuerza política.

La Mesa Representativa del pit-cnt ratificó el paro parcial con movilización del 18 de setiembre. Y lo hizo con el voto a favor de 41 sindicatos y cuatro en contra. Quienes se opusieron a la realización del paro fueron los gremios que en la actualidad representan a la corriente 5 de Marzo. Un agrupamiento conformado a partir de la Federación de la Bebida (foeb) meses atrás, básicamente con varios desprendimientos de Articulación. Así, votaron en contra la mencionada foeb, ffose, el sindicato del gas (uoegas) y los trabajadores de la industria frigorífica (foica). A favor de la paralización parcial lo hicieron los gremios dirigidos por comunistas (entre otros el sunca y la untmra), los de Articulación (aebu, fum, fuecys y demás) y la lista que en el último congreso se conoció como 41 (cofe, y sus filiales de empleados de la administración central, más la ffsp).

El dirigente del sunca Óscar Andrade dijo a Brecha que la intención de la central es la movilización y que el paro es un instrumento. Además aclaró que el transporte colectivo no parará, aunque adhiere al paro, para facilitar la concurrencia al acto.

La paralización del pit-cnt ha recibido la crítica de los presidenciables hacia octubre, incluido el candidato del fa, Tabaré Vázquez. También su compañero de fórmula Raúl Sendic se manifestó contrario (véase entrevista en pág 8). Sin embargo, esa no es la opinión unánime dentro de la fuerza de gobierno. Dirigentes sectoriales, con excepción de integrantes del fls, dijeron estar de acuerdo con la medida, aduciendo que en la campaña electoral han aparecido planteos de parte de los candidatos de los partidos tradicionales que llevarían a la eliminación de varias de las conquistas logradas en los dos períodos de gobierno frenteamplista.

Pero la polémica también se ha dado dentro de la central obrera. El dirigente de foeb Richard Read comentó a Brecha que su oposición al paro proviene de la educación sindical que recibió en sus comienzos. En ella, sostuvo, aprendió que el paro no es la primera herramienta a la que uno echa mano ante una dificultad. Luego añadió que a él le enseñaron que previo a un paro hay que evaluar las condiciones objetivas y subjetivas, “porque en el trasfondo de un paro está qué política de acumulación tenés, si acumulás o desacumulás con la sociedad, cómo querés que te vea la sociedad y cómo te integrás como parte de ella para generar conciencia de clase”. Read sostuvo que en su sindicato se evaluó la necesidad de defender lo conseguido y la profundización de cambios a partir de 2015, pero entendieron que el paro no era la mejor herramienta, con el riesgo agregado de que la sociedad no lo entendiera. Un peligro, agregó Read, es que el paro desvirtuara el planteo de la central, porque la discusión estaría sobre si paralización sí o no, dejando de lado la plataforma reivindicativa. Por lo cual la foeb se manifestó por una movilización sin paro.

Andrade defendió la movilización, sosteniendo que en un momento en el cual están en debate temas estratégicos, por ejemplo las políticas sociales, las políticas laborales, el papel de las empresas públicas, los componentes de inserción internacional, es bueno que la central se pronuncie. Luego añadió que el pit-cnt no ingresa en la campaña electoral, ya que “en todo caso la promesa de recorte de conquistas laborales ingresa por parte de Lacalle Pou. No sé si en algún otro país del mundo existe un candidato que cuestione las ocho horas de trabajo para un sector. Debe estar en el Libro Guinness de los Récords que un presidenciable vaya al límite de cuestionar las ocho horas en el siglo xxi”.

Para el dirigente del sunca es bueno que se profundice en la discusión social de los temas que están sobre la mesa. Por otro lado recordó que meses atrás los medios de la derecha editorializaban sobre una supuesta tregua del movimiento sindical para facilitarle el camino al fa hacia las elecciones nacionales. Distintas fuentes políticas coinciden en que es evidente que en el posicionamiento del pit-cnt también influye la intención manifiesta del candidato blanco de eliminar la ley de responsabilidad penal empresarial. Read aseguró que acatará el paro y que su sindicato concurrirá con centenares de afiliados a la concentración.

Ayer jueves el pit-cnt aprobó una plataforma de 50 puntos a entregar a todos los presidenciables. En ella se incluye, entre otros puntos, el salario mínimo nacional de 15 mil pesos nominales, subir la franja no imponible del irpf y eliminar este impuesto del salario vacacional y los aguinaldos.
En las dos campañas electorales anteriores la central sindical realizó paros generales parciales. En la de 2009 lo hizo cuando el presidenciable blanco de entonces prometió usar la motosierra para cortar las políticas sociales. Hoy la propuesta de paralización encontró voces discrepantes, como no las hubo en el pasado.

Artículos relacionados