Edición 1390 Suscriptores

Cuando ya no importe (o historias de matar para no morir)

Nuestro Código Penal, el mismo que disculpa el asesinato por infidelidad, aún no ofrece caminos para resolver con justicia la situación de las mujeres que no encuentran otro que dar muerte a sus agresores para salir del infierno cotidiano. Esta nota es la historia de una de ellas, las explicaciones del caso y de algunas de las cosas que deben entenderse para evitar que la ley siga siendo cómplice de la violencia doméstica. El estruendo sonó fuerte. Edith tomó el arma que era de él y disparó cuando no aguantó más. Era uno de esos días en que el hombre parecía dispuesto a judiarla hasta el hartazgo: él prendía fuego al mantel nuevo que ella había comprado y colocado cerca de unas garrafas con gas. Edith lo apagaba. Él volvía a encenderlo. Nada más. El hijo más chico de ambos estaba en la ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Pujas por la postergación de la elección del presidente del BID

No tan rápido

Mundo Suscriptores
Racialidad, Policía y disidencia política en Cuba.

Negras intenciones

Sociedad Suscriptores
Amenaza de usar la fuerza pública al servicio de la patronal

Al borde del derrape

Sociedad Suscriptores
Nace una coordinación permanente de ollas populares

Aguantar la olla