Cuento (real) de la selva – Brecha digital
Destacados Suscriptores

Cuento (real) de la selva

Navegó ríos en precarias balsas, penetró en la selva profunda apenas guiado por una brújula; se perdió, pasó hambre, fracasó y volvió a intentarlo. Puso en riesgo su vida. Rino Zignago dedicó buena parte de su vida a buscar una misteriosa ciudad perdida en la selva peruana. Y vive para contarlo.

El Pantiacolla, en la selva peruana / Fotos : Sengo Pére

Coronado por la bruma, señoreando en un inmenso mar verde, oscuro y misterioso se muestra El Pantiacolla, en el Parque Nacional del Manu, entre los departamentos peruanos de Cusco y Madre de Dios. El cerro es, en realidad, tres elevaciones superpuestas formando una cadena. Tiene una altura promedio de 1.011 metros y da nombre a toda una región que alberga 1.800 especies de aves, 15 mil especies de plantas y 200 de mamíferos. Pero no es la biodiversidad su único tesoro: según muchos dicen, allí, en algún lugar, se esconde la mítica Paititi, una ciudad perdida.

Alimentan su leyenda, pirámides, grandes petroglifos como señales –Pusharo es tal vez el más grande del mundo– y relatos fantásticos, suficiente para que los exploradores –esos extraños hombres que existen más allá del cine y que s...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1922 Suscriptores
La guerra se intensifica en Europa

Conductores suicidas

Edición 1922 Suscriptores
El avance electoral de la ultraderecha sueca

Hasta la victoria siempre

Edición 1922 Suscriptores
En vísperas de la elección italiana

Cielo negro sobre Roma

Cultura Suscriptores
Alejandro Dolina, rioplatense

Buenas noches, duerman bien