Mundo Suscriptores
Días aciagos para Donald Trump

Cuesta abajo

El primer presidente en ser enjuiciado dos veces por el Congreso se encuentra silenciado en las redes, abandonado por sus aliados y repudiado por sus viejos amigos. Las empresas que lo ayudaron a crecer hoy lo desconocen.

Donald Trump. AFP, Saul Loeb

El cinismo en política recomienda que se preste atención a de dónde viene y a dónde va el dinero. Una veleta más cierta que las ideologías, las proclamas y las cualidades de los políticos. Desde que oficializó su gran mentira del gran fraude electoral, Donald Trump ha enfogonado a sus huestes al mismo ritmo con el que ha ido perdiendo el apoyo de donantes acaudalados, grandes empresas, grupos de interés, deportistas y otras figuras públicas.

En la semana transcurrida desde que el presidente incitó una asonada contra el Capitolio –y, fiel a su estilo, prometió a sus seguidores que él estaría allí, pero no estuvo–, se han multiplicado las dimisiones de funcionarios de la Casa Blanca y miembros de sus gabinetes. En el Congreso, al menos diez representantes republicanos se sumaron al inici...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Con el politólogo estadounidense Corey Robin

Tiempos inciertos

La interna republicana tras el segundo impeachment de Trump

En barbecho

El final del mandato de Trump y la asunción de Biden

Un año y tres miércoles

Mundo Suscriptores
El dinero que financia el trumpismo

Rostro de piedra