Especial Nº 1500 Suscriptores

Del exorcismo al laboratorio

La crisis económica se sumó a la crisis política. La lucha contra las troikas se agregó a la necesidad de exorcizar, por igual, el avance de la derecha y la bancarrota del proyecto socialdemócrata. Como resultado: indignación en las calles y nuevos experimentos políticos. Desde las plazas de Atenas hasta el Alentejo portugués.

La foto, tal vez real, tal vez un montaje, se volvió viral entre los griegos. Un joven sacerdote ortodoxo agitaba una bandera morada de la Coalición de la Izquierda Radical (Syriza) delante de la nariz de un caza de la otan. Literalmente delante de la nariz, ya que el sacerdote estaba en su comunidad de Meteora, unos monasterios construidos para ser tan inaccesibles que sus habitantes debían ser subidos a sus celdas en cestas tiradas por un sistema de poleas.

Si ya se sabía que la realidad a veces imita la ficción, ahora Syriza estaba dispuesta a ir un paso más allá: si el supuesto montaje había causado tanto impacto –aunque más no fuera en el universo a medias artificial de las redes sociales– la realidad debía ponerse a la altura de ese mensaje. Volverlo real.

Entonces el líder de ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Sociedad Suscriptores
El presupuesto de la Udelar

Todo gasto es político

Mundo Suscriptores
Pujas por la postergación de la elección del presidente del BID

No tan rápido

Mundo Suscriptores
Racialidad, Policía y disidencia política en Cuba.

Negras intenciones

Sociedad Suscriptores
Amenaza de usar la fuerza pública al servicio de la patronal

Al borde del derrape