Desde las bases - Semanario Brecha
Destacados Suscriptores

Desde las bases

La nueva autoridad partidaria, Juan Castillo, se despojó de su cargo en la Dirección Nacional de Trabajo y se alista para llevar las cuerdas de un partido que se fortalece en varios frentes y tiene intenciones de jugar un rol clave tanto en las calles como en el terreno parlamentario.

Juan Castillo. Foto: Juanjo Castel (archivo).

Ya se vaticinaba, pero faltaba la formalidad. El pasado domingo el Comité Central del Partido Comunista (Pcu), integrado por 75 personas, eligió por unanimidad a Juan Castillo como secretario general. Luego de masticar la idea durante varias semanas, Castillo decidió abandonar la Dirección Nacional de Trabajo y la presidencia de Rampla para dedicarse de lleno a la nueva responsabilidad. El contexto político del Frente Amplio (FA), la madurez de la interna comunista y su deseo de volver al llano fueron algunos de los motivos que barajó para tomar la decisión.“Los comunistas, como parte indisoluble del FA, creemos que en estos tres gobiernos se han logrado muchas cosas, pero autocríticamente vemos que estamos cometiendo errores que hay que corregir. No queremos que nuestro proyecto político ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2009 Suscriptores
Una red de empresas integrada por uruguayos fue investigada en Paraguay por lavado y contrabando de cigarrillos

Cenizas quedan

Edición 2009 Suscriptores
Un alto a la concentración en la industria frigorífica

El marronazo

Edición 2009 Suscriptores
Población trans en cárceles

No preciso identificación

Edición 2009 Suscriptores
Fuertes reclamos en el sistema judicial por el derecho a la maternidad

Siempre de turno

Edición 2009 Suscriptores
Encrucijadas ambientalistas

Antes de que caiga el telón