Edición 1555 Suscriptores

Desorden en la sala

El acuerdo entre los cinco partidos con representación parlamentaria para la –polémica- designación de las nuevas ministras de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) y el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) generó turbulencias en el Frente Amplio (FA). A la vez fortaleció el poder de negociación de su bancada con la oposición.

Tras semanas de reuniones y charlas, los representantes de los cinco partidos acordaron que Elena Martínez (ministra de Tribunal de Apelaciones de extensa trayectoria como magistrada, esposa del diputado colorado Ope Pasquet y propuesta por el Partido Nacional) asuma la vacante dejada por Jorge Ruibal Pino en la Scj y que Alicia Castro (también ministra de larga trayectoria y prestigio, con varios textos referidos a temas de derechos humanos y género, y propuesta por el FA) ingrese al Tribunal de lo Contencioso Administrativo.

El acuerdo incluye la creación de una comisión bicameral que analice los candidatos a próximos ascensos y reciba los planteos de organizaciones sociales de transparentar el mecanismo de elección.

Por el Frente Amplio participaron de la negociación las senadoras...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Megaminería en Chubut e intereses rusos

Embestida extractivista

Política Suscriptores
La mirada de militantes jóvenes

Herencias, desencantos, quiebres, permanencias

Política Suscriptores
La llegada de las vacunas en medio del aumento de casos

Claroscuros

Política Suscriptores
Tres militares imputados por caso de las muchachas de abril

Medio siglo después

Política Suscriptores
Las propuestas del Frente Amplio para la crisis

Contra la negación presidencial