Mundo Suscriptores
Los incendios en Australia y el gobierno de Scott Morrison.

Detrás del humo

Mientras el fuego devora 8 millones de hectáreas, la autoorganización de las comunidades australianas ha sido clave para hacer frente a la catástrofe humanitaria y ambiental. El gobierno, a cargo de un elenco conservador y negacionista del cambio climático, soporta ahora la presión popular por su cuestionado manejo de la crisis.

Imagen del 31 de diciembre de una finca en el estado de New South Wales durante los devastadores incendios que asolan Australia / Foto: Afp, Saeed Khan

Australia es un
presagio de la catástrofe climática. Entre 4 y 5 millones de hectáreas se han
quemado en los últimos seis meses, un área del tamaño de los Países Bajos.
Docenas de personas han muerto, cientos de hogares se han perdido, y otros
cientos de miles han debido ser evacuados. Quinientos millones de animales han
muerto. Millones de personas han estado respirando el aire tóxico lleno de humo
que cubre desde hace meses las grandes ciudades del país. El último mes, se informó
que una mujer sufrió dificultades respiratorias y murió asfixiada tras
desembarcar de un avión en Canberra.

Este es
sólo el comienzo de la temporada de incendios, no su final, y esta bien podría
ser la nueva normalidad de muchos veranos de aquí en más. Pero también podría
ser el comienzo de un giro en la pol...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados