La extradición de Assange y la carta australiana - Brecha digital
Mundo Suscriptores
La extradición de Assange y la carta australiana

Cara de póquer

La intervención de Australia, país de origen del fundador de Wikileaks, podría ser una de las últimas opciones para evitar su encarcelamiento perpetuo en Estados Unidos. El nuevo gobierno laborista se ha mostrado afín a la causa del informático, pero mantiene un velo de misterio sobre sus supuestas negociaciones con Washington.

Anthony Albanese, primer ministro australiano. AFP, DAVID GRAY

No fue en absoluto una sorpresa. La ministra del Interior de Reino Unido, Priti Patel, aprobó el 17 de junio la extradición del ciudadano australiano Julian Assange a Estados Unidos, donde el fundador de Wikileaks enfrenta hasta 175 años de prisión por múltiples cargos de espionaje. Sin embargo, los alguaciles estadounidenses aún no desembarcarán en Inglaterra, ya que el equipo legal de Assange se apresta a presentar nuevas apelaciones ante los tribunales británicos y posiblemente ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. La familia y los partidarios de Assange también han expresado su esperanza de que el recién elegido primer ministro laborista de Australia, Anthony Albanese, intervenga en el caso.

NUEVO CLIMA

El gobierno australiano tiene un historial más bien pobre en materia...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Los sistemas digitales de gestión de políticas sociales y el ensañamiento con los pobres

Miseria del algoritmo

Mundo Suscriptores
Los incendios en Australia y el gobierno de Scott Morrison.

Detrás del humo