Edición 1579 Suscriptores

Dígame licenciado

El vicepresidente parece haber mentido sobre su formación académica. Eso enojó al presidente, y en una relación cada vez más distante entre ambos, en el Frente no descartan –de comprobarse el engaño– que deje de ser invitado a las reuniones de gabinete. En tanto, y en filas de la 711, el insuceso ha dejado perplejos y desmotivados a varios de sus dirigentes.

Sendic por Ombú.

La figura del vicepresidente Raúl Sendic está en cuestión, ya no por su gestión al frente de Ancap, sino por cuestiones éticas. Sus contradicciones con respecto a si posee o no un título de licenciado en genética humana (incluida la necesidad de esperar a que desde Cuba le envíen la documentación que acredite su licenciatura) han generado molestia y preocupación, tanto en el Poder Ejecutivo como en el Frente Amplio.

Fuentes de la Torre Ejecutiva comentaron a Brecha que este último episodio ha provocado el enojo de Tabaré Vázquez. Más allá de que los acontecimientos ponen en tela de juicio a la segunda responsabilidad institucional del país –con la gravedad que esto implica–, la indignación es mayor porque la desventura provocada por Sendic golpea fuerte a una administración que trataba ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente