Disparar en la Quinta Avenida - Semanario Brecha
Política Suscriptores

Disparar en la Quinta Avenida

Con su contradictoria munición antielitista, Donald Trump demostró ser un osado que movió por derecha las fronteras de lo real y lo posible.

Foto: AFP, Ringo Chiu

 “Podría disparar a gente en la Quinta Avenida y no perdería votos.” Con su pelo amostazado, su orgullo y su seguridad, Donald lanzó su frase lapidaria. Corrían los últimos días de enero de 2016 y el magnate se había subido a su podio en Iowa garantizando que, con su verba inflamada, triunfaría en las elecciones primarias del Partido Republicano. Aquel señor al que no tomábamos en absoluto en serio (ya muchos analistas nos habían advertido que no podría pasar la nominación) parecía dispuesto a todo. Nos lo imaginamos con un revólver. Nos lo imaginamos en el honorable Senado tomando un rifle a lo Charlton Heston para amenazar a la clase política. Nos lo imaginamos como un John Wayne. Pero no nos imaginábamos que su munición verbal, su discurso entre demencial y ególatra, lo llevaría hasta a...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada