Anuario 2020 Suscriptores
Una poeta frente al lenguaje

Doble oscuro de la vida

Traductora, crítica, profesora, pero sobre todo poeta, el legado de Idea Vilariño parece estar a salvo, de momento, de la amenaza del olvido. En los últimos años han tenido lugar reediciones y recuperaciones del archivo, lecturas, musicalizaciones y homenajes, polémicas y trabajos de investigación: todas señales de los efectos que suscita una obra viva.

Ilustración: Federico Murro

En un artículo sobre la poesía de Jules Laforgue publicado en este semanario en 1987, Idea Vilariño se interrogaba por el destino de una placa de bronce que «recordaba en la pasiva [sic] de la Plaza Independencia el lugar de su nacimiento».1 «¿Qué se habrá hecho?», terminaba el encabezado casi a modo de ubi sunt, y la frase tenía el eco de una deuda mayor del país con sus poetas. Había en ese extravío un símbolo de la desidia hacia un creador que, en palabras de Vilariño, terminó por convertirse en «uno de los tres poetas franceses de primera línea –Laforgue, Lautréamont, Supervielle– nacidos en el Uruguay», símbolo mayor, a su vez, de un período de crisis y desencanto caracterizado por el empobrecimiento de los lazos culturales y la falta de imaginarios históricos convincentes.

Perten...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Anuario 2020 Suscriptores
El mundo sin Quino (1932-2020)

La clarividencia

Anuario 2020 Suscriptores
Mario Benedetti y su congénita función de indagador

Un intelectual en su tiempo