Mundo Suscriptores

El abrazo de los ulivastri

Cerdeña, entre las bases militares y el colonialismo.

Olivos en el sur de Italia / Foto: Afp, Charles Onians

Un enorme portaviones para controlar el Mediterráneo y el norte de África, con decenas de bases de la Otan. Una plataforma para producir y exportar energía al continente europeo. Un proyecto de industrialización trunco que consiguió torpedear la economía de supervivencia de los pastores. Cerdeña, isla colonizada, anexada a Italia hace siglo y medio, resiste.

 “Ulivastri”, exclama
Alessia mientras el
coche trepa lentamente el monte de San Sisinio, coronado por una ermita donde
cada año se celebran las fiestas patronales el primer domingo de agosto, a poca
distancia de Villacidro, una villa grande en la llanura, a una hora de
Cagliari. Los gigantescos y milenarios olivos, mentados como ulivastri
por los sardos, son una de las señas de identidad de esta isla, invadida por
una plaga d...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

La vivienda, ¿derecho humano o bien de mercado?

Madriguera, nido, albergue, amparo