“El Frente Amplio perdió la batalla cultural” - Semanario Brecha
Destacados Suscriptores

“El Frente Amplio perdió la batalla cultural”

Con el regreso al sillón municipal del ex intendente blanco Enrique Antía la izquierda frenteamplista recibió un duro golpe en Maldonado, para lo que ha sido un ciclo electoral relativamente exitoso. Golpeado por el sacudón, el ex intendente Óscar de los Santos hace un listado de las razones que pudieron influir en la derrota.

Óscar de los Santos. Foto: Alejandro Arigón

Admite los problemas internos que atravesó su sector, la 738, el “imprevisto” problema del agua potable y la desaceleración económica, pero minimiza la rivalidad histórica que ha tenido con Darío Pérez. Le preocupa que el Frente Amplio perdiera la “batalla cultural” pese a que –asegura– reordenó los gastos, transparentó la gestión e hizo grandes inversiones públicas. Recién aterrizado en el Parlamento, defiende a sus aliados del Frente Liber Seregni, aunque pone en duda la continuidad del espacio si no se “revisa” su funcionamiento de cara a los nuevos equilibrios internos que demandará la renovación generacional. Con más decisión, cuestiona “los preconceptos” de quienes se oponen al Tisa, y aunque discrepa con las declaraciones de Fernández Huidobro admite que sentiría un “gran dolor” si ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada