El granito de arena uruguayo – Brecha digital
Edición 1517 Suscriptores

El granito de arena uruguayo

José Mujica monitoreó desde Uruguay el avance de las conversaciones entre Estados Unidos y Cuba: si bien en el gobierno uruguayo reconocen que el “gran jugador” es el papa Francisco, que se anotó un gol de media cancha, dicen que el presidente aportó al éxito de las conversaciones entre Barack Obama y Raúl Castro.

Obama y Castro / Foto: AFP, Roberto Schmidt

En el espinoso camino hacia el entendimiento con sus antiguos adversarios políticos, Washington y La Habana encontraron en Mujica un “amigo cómplice” con buena llegada al gobierno cubano para reforzar un acuerdo cuyas perspectivas siempre se mantuvieron en la delgada línea del ensayo y el error. “El presidente Mujica tiene credibilidad en el mundo y es, además de todo, un líder a lo largo de todo el hemisferio”, había dicho Obama durante el encuentro con su par uruguayo en el salón oval de la Casa Blanca, el 12 de mayo. Antes, en privado, ambos habían conversado sobre la necesidad de levantar el bloqueo. Mujica, que había estado reunido en Cuba con Raúl Castro, fungió como intermediario para que la potencia del Norte pasara un mensaje a La Habana: Obama estaba dispuesto a alcanzar un acuer...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1923 Suscriptores
Con el historiador italiano Mimmo Franzinelli

La definitiva normalización del fascismo

Edición 1923 Suscriptores
Con Sônia Guajajara, candidata indígena a diputada federal por San Pablo

«No queremos más un Brasil sin nosotros»

Edición 1923 Suscriptores
Elecciones brasileñas

El enigma del después

Cultura Suscriptores
Nuevo biopic sobre Marilyn Monroe en Netflix

Estado de misterio

Cultura Suscriptores
Un juego de rol feminista ha llegado a Uruguay

¿Dónde estás, Alice?