Edición 1569 Suscriptores

El juego de la mosqueta

Un mayor, un teniente, un cabo y un soldado aparecen en un documento militar como los que cifraban y descifraban mensajes secretos entre los integrantes del Plan Cóndor, pero la información no llegó a la justicia, desperdiciándose una oportunidad de avanzar en el esclarecimiento de numerosas desapariciones.

Una política de compartimentación y de secretismo en el manejo de la documentación hasta ahora encontrada sobre las prácticas criminales de la dictadura militar ha entorpecido las investigaciones sobre desapariciones, sobre extradiciones clandestinas y sobre la coordinación del plan Cóndor.

Dichas manipulaciones facilitaron el ocultamiento de documentos, el desconocimiento de su existencia por parte de la justicia y la alteración de archivos. Tales actitudes, que responden a diferentes intenciones (ambiciones personales, mezquindades políticas), favorecieron en última instancia una concepción gubernamental de prescindencia que eludió un involucramiento activo en la investigación de los crímenes. Un ejemplo cabal –pero no el único– es el comportamiento del ministro de Defensa Nacional, E...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Sociedad Suscriptores
Señales de una política agropecuaria regresiva.

La esquila

Sociedad Suscriptores
El nuevo directorio de Colonización y su representación

¿En nombre de quién?

Sociedad Suscriptores
Decenas de miles de trabajadores perderán su trabajo al finalizar el año

Te llevan

Sociedad Suscriptores
¿La línea fina entre el policía penitenciario y el operador?

Al filo de la navaja

Sociedad Suscriptores
Conversaciones en la Facultad de Psicología

Pandemia, psiquis y después