Edición 1462 Suscriptores

El karateka que se abre paso en el astorismo

Pablo Ferreri Ni Artigas, ni Pepe Mujica, ni el retrato de sus hijos, la imagen que preside el despacho de Pablo Ferreri en el último piso de esa inmensa mole de cemento recubierta de vidrio que es la Dirección General Impositiva (dgi) tiene como protagonista al Che Guevara. “La eficiencia económica, motor impulsor de la revolución”, puede leerse a un costado del retrato. Secretario de finanzas de la campaña de Danilo Astori en 2009, este contador de 38 años fogueado en las filas del Nuevo Espacio acumula desde el domingo elogios de todas partes, incluso de sus adversarios internos. La razón: sus dotes de negociador lo erigieron como el principal interlocutor del Frente Liber Seregni durante el congreso del pasado fin de semana. “Empezamos a los gritos y terminamos a los besos”, cuenta ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente