Cultura Suscriptores
Nueva novela de Selva Almada

El monte animado

Con No es un río la escritora entrerriana cierra su informal trilogía de los varones, integrada, además, por El viento que arrasa y Ladrilleros, en la que explora la amistad, la rivalidad, el honor y la violencia en el universo masculino.

Pedro Pandolfo

Puede resultar confuso internarse en una novela que se titula No es un río y en la que el río tiene una importancia central. La respuesta llega en la página 76 y el que habla es Aguirre. Aguirre es uno de los habitantes de la isla de la novela de Selva Almada, pero es inevitable pensar en Lope de Aguirre –cuyo viaje por el río Amazonas en busca de El Dorado Werner Herzog inmortalizó en Aguirre, la ira de Dios–. Este Aguirre –el de Almada– puede que no busque riquezas, pero también se enfrenta a un rey: a Enero Rey, otro de los personajes centrales de la novela, que pescó una raya enorme en el río. Hay quien dijo, incluso, que Rey y sus amigos «se pasaron de la raya». Pero esperen: esta reseña está repleta de digresiones, y esto sucede porque la novela está llena de posibilidades: un río y...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Tamara Kamenszain (1947-2021)

Demasiado familiar para tanta lejanía

Primera novela de Paula Rodríguez

Tirarle un muerto

Cultura Suscriptores
Cuentos completos de Ricardo Piglia

La magnitud de una obsesión

Cultura Suscriptores
Biografía de Alejandra Pizarnik, redux

Debajo estoy yo