El recuerdo vivo de Mirta y de Pitico* - Semanario Brecha
Edición 1400 Suscriptores

El recuerdo vivo de Mirta y de Pitico*

Cuando pensábamos en el poema de Benedetti: “me gusta la gente, la gente que vibra, la que no hay que empujarla ni decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que tiene que hacer y lo hace” nos sentimos convocadas a recordar a dos compañeras. Porque esa gente es comprometida, y así eran Mirta y Pitico, quienes –junto con muchas otras compañeras de prisión de todas las épocas y de todos los partidos o movimientos– denunciaron la violencia sexual sufrida durante la dictadura. Para que se oiga nuestra voz y para que toda la sociedad sepa lo que nos hicieron a todas y lo repudie. Y para que se haga justicia y no vuelva a suceder nunca más. Nos sigue diciendo Benedetti que la gente que le gusta es “la gente justa con su gente y consigo misma, pero que no pierde de vista que somos humanos y ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia