Edición 1446 Suscriptores

El sutil control de las masas

Nuevas aplicaciones de encorsetamiento y mordazas El poder aplica la fórmula más efectiva contra la protesta social, desanimarla mediante largos procesos penales y advertencias mediáticas sobre lo “inconveniente” que resultaría salir a manifestar, aun cuando se trate de exigir algo justo. La mejor forma de controlar a las masas no es el gas pimienta, los cañones de agua, el gas lacrimógeno o cualquiera de las armas que la Policía pueda presentar ante una protesta social. “La forma más definitiva de controlar a las masas es hacerlo antes de que se reúnan: este es el último grito en la dispersión de protestas, el silencio que uno mismo se inflige”, explica la activista canadiense Naomi Klein en su libro Vallas y ventanas, editado hace ya más de 12 años.A la luz de esta reflexión pueden ob...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Brasil y la masacre de Jacarezinho

La normalidad de la matanza

Cultura Suscriptores
Centenario de Stanislaw Lem (1921-2006)

Filósofo del futuro

Críticas Suscriptores
Una voz emergente en la narrativa uruguaya

Je ne parle pas français

Cultura Suscriptores
Reedición de Elder Silva

Ese diminuto regazo en el planeta

Sociedad Suscriptores
Una nueva audiencia del juicio de De los Santos contra Arrozal 33

Las cosas que perdimos en el arrozal