El viaje, el azar, el fragmento - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

El viaje, el azar, el fragmento

El auto, de Carlos Rehermann. Random House, Montevideo, 2015. 123 págs.

Un fusca en la carretera

El viaje, el azar, el fragmento

Es posible que quien haya leído Dodecamerón (2008) y 180 (2010), las dos novelas de Carlos Rehermann inmediatamente anteriores a El auto, se sienta algo perplejo al comenzar la lectura de esta última. En aquellas persistían poderosas marcas de estilo que ahora escasean: la erudición que incita al lector a decodificar un laberinto de intertextos y guiños culturales, la osadía discursiva, una respiración animada por lo bizarro y lo excesivo, que infringe límites, los cruza o los desborda. El auto, por lo menos hasta poco más de la mitad, se presenta como el relato lineal de una experiencia casi estándar, narrada con pautas realistas. Alejo Murillo, un personaje conocido por los seguidores del autor, se traslada a la ciudad de Riv...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2008 Suscriptores
El «caso Spektorowski» y sus derivaciones

Cuestión de límites

Edición 2008 Suscriptores
Oficialismo apura nueva ley a medida de los grandes medios de comunicación

Haz lo que yo digo

Edición 2008 Suscriptores
Pereyra, el Álvarez Cortés y el revival de los dos demonios

Acá no pasó nada

Edición 2008 Suscriptores
Desregulaciones en el sector de transporte terrestre de carga

Rutas de nadie

Edición 2008 Suscriptores
Zelmar Michelini en 1972

Antes de febrero