Cultura Suscriptores

Embellecer la simpleza

Stéphane Brizé.

Fotograma de Una mujer, una vida

A partir del estreno en Montevideo de “Una mujer, una vida”, repasamos la carrera de Stéphane Brizé, uno de los cineastas franceses más interesantes del siglo XXI.

La primera película de Stéphane Brizé se llama Le bleu des villes (“El azul de las ciudades”, 1999) y es una comedia dramática. En ella una agente de tránsito muy particular recorre la ciudad mientras Patrick –su marido– trabaja como auxiliar en la sala forense de un hospital. Patrick busca un regalo para su mujer; aunque su amigo le aconseja lencería femenina, él le compra una cafetera. Cuando recibe el regalo, Solange mira el electrodoméstico aburrida. Treinta años es una buena edad para cambiar las cosas.

Experto en adaptar y transformar guiones preexistentes, Brizé siente una fascinación por los personajes que desean c...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Estreno reciente: Amanda

El duelo responsable

Pienso en el final, escrita y dirigida por Charlie Kaufman

Entre lo físico y lo metafísico

Reabren las salas de cine comercial: El precio de la verdad

Veneno para el pueblo

Cultura Suscriptores
Los abuelos de la cineasta colombiana Daniela Abad Lombana

De la mano del padre