En casa de herrero - Semanario Brecha
Destacados Suscriptores

En casa de herrero

El escándalo estalló en el lugar menos esperado. Asamblea Uruguay, el sector dirigido por Danilo Astori, no aportó a la seguridad social de la secretaria de uno de sus legisladores. Dentro del grupo se echan las culpas unos a otros, aunque queda claro que, al menos, hubo omisión o complicidad de las autoridades partidarias en la evasión.

Jorge Orrico y Danilo Astori / Foto: archivo ACAR

Graciela Valdivieso, ex secretaria del también ex legislador de Asamblea Uruguay (AU) Jorge Orrico, se presentó en mayo ante el Bps para iniciar los trámites jubilatorios. La funcionaria se encontró con que durante los 20 años que fungió en la secretaría del diputado no se le realizaron los aportes correspondientes. Eso motivó a que el banco citara a Orrico y a autoridades de AU, ya que el sector político era quien pagaba su salario, en efectivo al inicio de su función y depositándole su remuneración en una cuenta del Brou en los últimos años en la secretaría del diputado. Ahí empezaron los problemas y la búsqueda del responsable de la omisión.

Orrico indicó, primero en el Bps y después en declaraciones públicas, que el responsable de hacer los aportes era Asamblea, pues él como el rest...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia