Israel juzgado por genocidio ante la Corte Internacional de Justicia: Estado canalla - Semanario Brecha
Edición 1990 Suscriptores
Israel juzgado por genocidio ante la Corte Internacional de Justicia

Estado canalla

Mientras Israel recrudece su masacre en tierras palestinas y amenaza con convertir pronto la capital de Líbano en una nueva Gaza, la Corte Internacional de Justicia comienza a estudiar la acusación de genocidio presentada por Sudáfrica.

Víctimas del bombardeo israelí en Rafah, en el sur de Gaza, en Noviembre de 2023. AFP, SAID KHATIB

El domingo 7, al cumplirse tres meses del inicio de la nueva fase del llamado conflicto entre palestinos e israelíes, que ya lleva más de siete décadas, los muertos palestinos –los asesinados palestinos por los bombardeos israelíes– superaban los 22.800. El 70 por ciento de ellos, mujeres y niños. Teniendo en cuenta que hubo alrededor de una semana de tregua, el promedio diario de bajas palestinas en los 90 días de «guerra» desde el 7 de octubre llegaba ese día al menos a 274. Ese domingo 7 otros dos periodistas palestinos murieron en los bombardeos, llevando el total de reporteros y fotógrafos de prensa muertos desde el 7 de octubre a 109, según la oficina de medios de comunicación de Gaza, o a 77, de acuerdo al Comité para la Protección de los Periodistas: cifras descomunales cualquiera...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

El oficialismo y la oposición frente al genocidio en Gaza

Hora de definiciones

La crisis existencial de Israel ante el genocidio en Gaza

El colapso del sionismo

Mientras desplaza a los civiles palestinos, Israel modifica la geografía de Gaza

Arquitectura de ocupación

Edición 2010 Suscriptores
Israel pierde el relato, pero sigue matando

Un paria no tan paria

Los medios extranjeros siguen teniendo prohibida la entrada a Gaza

A cal y canto